Saltar al contenido

Cómo mejorar la velocidad de la fibra óptica en casa

Velocidad de la fibra óptica en casa

Si has leído nuestro artículo sobre qué es la fibra óptica, ya sabrás que se trata de la forma más rápida de acceso a internet. De hecho, hoy en día puedes llegar a alcanzar velocidades de vértigo de hasta 1.000 Mbps, o lo que es lo mismo: 1 Gigabit por segundo. Y si tienes la suerte de vivir en Chiclana, solo tienes que preguntarnos por nuestras ofertas de fibra óptica simétrica para comprobarlo.

Una de las principales ventajas de contratar fibra óptica es que la velocidad que te ofrece tu operador es la velocidad que tendrás, a diferencia del ADSL, que siempre te dará una velocidad real inferior. Pero es importante puntualizar que, para conseguir la velocidad de la fibra óptica que has contratado, deberás tener conectado el ordenador mediante un cable Ethernet.

Si usas la conexión wifi, la cosa va a cambiar un poco. A través de este tipo de conexión, podrás acceder a internet desde cualquier lugar sin necesidad de estar limitado por un cable, pero la velocidad que conseguirás será inferior. ¿Por qué ocurre esto? Puede ser por múltiples causas: la distancia entre el ordenador y el router, los obstáculos que haya por medio, el número de dispositivos que están conectados al mismo tiempo,…

Una buena idea es realizar un test de velocidad de fibra en diferentes momentos del día para averiguar cuál es la velocidad real que tienes y que esta no se debe a saturaciones puntuales en la red. Si lo haces primero con el ordenador conectado al router a través del cable Ethernet, y luego sin él (mediante wifi) verás la notable diferencia que existe entre una modalidad y otra.

Pero no te preocupes si obtienes menos velocidad de la que pensabas, a continuación vamos a mostrarte algunas maneras en las que podrás mejorar la velocidad de la fibra óptica que tienes contratada cuando te conectas vía wifi.

Mapa de calor wifi

¿Habías escuchado este término alguna vez? Pues bien, un mapa de calor wifi no es ni más ni menos que un mapa que te dará una imagen bastante clara de cuáles son las zonas de tu casa que tienen más o menos cobertura wifi. Esto te permitirá hacerte una idea de cómo influyen la distancia o las paredes que haya por medio en la señal inalámbrica de tu hogar. Y en consecuencia, en la velocidad de tu conexión.

La siguiente pregunta que seguramente te harás es: ¿y cómo puedo conseguir un mapa de calor de mi casa?  La respuesta es: Muy fácil, solo tienes que descargarte una aplicación en tu móvil. Si usas Android, la mejor es WiFi Heatmap. Si eres de iOS, la más recomendada es WiFi SweetSpots. Cualquiera de estas dos aplicaciones te permitirán tener un mapa de calor wifi que te dará una idea bastante clara de cuáles son las áreas de tu casa donde la cobertura es más problemática.

Con esa información en tu poder, podrás empezar a plantearte qué cambios puedes hacer para mejorar la velocidad de tu conexión de fibra.  

Elegir la posición del router

Aunque no te lo creas, a veces es suficiente con cambiar de ubicación el router para que el wifi mejore considerablemente su velocidad. ¿Quieres saber cuál es el mejor lugar para colocarlo?

Procura situarlo lo más lejos posible de otros equipos inalámbricos, como altavoces bluetooth o teléfonos inalámbricos. De esta manera evitarás interferencias no deseadas. Los microondas también pueden interferir con la señal, así que cuanto más lejos, mejor.

Lo ideal sería situarlo en un lugar elevado y alejado de cualquier objeto metálico. Si es un lugar céntrico de tu casa, mejor que mejor. Así podrá llegar al mayor número de habitaciones posible.

Tampoco es buena idea colocarlo dentro de algún cajón o del armario para camuflarlo. La decoración ganaría, pero la intensidad de la señal wifi saldría perdiendo.

Averigua qué dispositivos están conectados al wifi.

Otra posible causa de la baja de velocidad de la fibra óptica en tu casa puede ser un exceso de dispositivos conectados al wifi. Según una encuesta de consumidores realizada por Google, el 30% de los hogares cuentan con  cinco o más dispositivos conectados: consolas, altavoces con asistentes de voz, móviles, ordenadores,… ¿Has comprobado ya si tú estás dentro de ese porcentaje?

Si no lo estás, pero vives en una comunidad de vecinos, las interferencias pueden también deberse a la saturación de redes wifi que existen en el edificio. O tal vez a que alguien se haya colado en tu red y esté disfrutando de tu conexión sin que te hayas dado cuenta de ello.

¿Cómo puedes saber cuántos dispositivos hay realmente conectados a tu wifi? Nuevamente existen aplicaciones que pueden ayudarte a averiguar lo que necesitas:

  • Fing es una excelente alternativa si quieres analizar tu red wifi con el móvil.
  • Wireless Network Watcher de NirSoft, es otra buena opción si prefieres utilizar un ordenador con Windows.
  • Si eres más de Mac, tu aplicación ideal es LanScan.

Una vez sepas qué dispositivos están conectados, podrás decidir cuáles te interesa desconectar para evitar que el canal y la señal wifi se saturen. Así ganarás velocidad. Y, en el caso de que esté conectado algún dispositivo que te parezca sospechoso, podrás tomar medidas para evitarlo. Por ejemplo, cambiando la contraseña del wifi. A continuación te explicamos cómo puedes hacerlo.

Cambiar la contraseña del wifi

Si algún intruso ha conseguido acceder a tu router, debes saber que también tiene la puerta abierta para acceder a todos los dispositivos que tengas conectados a él. Por eso cambiar la contraseña de acceso es una buena opción para ponerle las cosas difíciles a los extraños indeseados en nuestra red. Vamos a ver cómo puedes hacerlo en unos simples pasos:

  • Conéctate a internet.
  • Desde el navegador, escribe los números 192.168.1.1 en la barra de direcciones para acceder al router, sea cual sea tu compañía.
  • Se abrirá una ventana que te pedirá el usuario y la contraseña de acceso a la configuración de tu router. Podrás encontrar esa información en una pegatina del dispositivo o bien en el manual de usuario. Introdúcelos.
  • Entra en “Ajustes”. Podrás acceder a la información sobre el nombre de tu red, el cifrado de seguridad que tiene y cambiar la contraseña.
  • Configura la nueva contraseña de manera que tenga al menos 12 caracteres que incluyan mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.
  • Solo te queda dar a “Guardar” o a “Aceptar”.

Y listo, contraseña cambiada.

Repetidores wifi

Como ya has visto, cuantos más dispositivos tengas conectados a tu router, menor será la velocidad de conexión de tu fibra, ya que la señal wifi tendrá que repartirse entre ellos.

Una opción para resolverlo es amplificar la señal para que llegue mejor a todos los rincones de tu casa, evitando cortes o caídas temporales. Esto puedes lograrlo por medio de un amplificador o repetidor wifi. Y sí, es cierto que esto solo actúa sobre el alcance y la estabilidad de la señal inalámbrica. La velocidad o el ancho de banda seguirán siendo los mismos. Si son lentos, seguirán siendo lentos.

Entonces, ¿de qué te servirá un repetidor wifi? Si lo conectas directamente al router de fibra usando un cable de red, el repetidor wifi transmitirá toda la velocidad de tu conexión, aumentándola considerablemente. Solo tienes que elegir el modelo que prefieras entre los muchos que hay disponibles en el mercado.

Y por supuesto, si vives en Chiclana, ya sabes que en Wifi Sancti Petri tenemos las mejores ofertas de fibra óptica simétrica, con las que podrás hacer volar tu velocidad de conexión a precios low cost.